Alba Fernández diseña con… Margarita e ilustra con… Jaime

con 5 comentarios

 

Alba Fernández es arquitecta por «la sensación y emoción» que le transmiten los espacios, y porque cree que la arquitectura «tiene la capacidad de transformar la calidad de vida de las personas» pues «vivir en un entorno agradable y lleno de belleza cambia el estado de ánimo de las personas».

Cree firmemente que a través del diseño «se puede conformar un mundo de belleza», que se suma al «primordial» de la funcionalidad de los objetos diseñados, y que es posible hacer que los hábitos de la vida cotidiana «fluyan» con un entorno adecuado. Y eso es lo que quiere hacer para Margarita, un personaje dibujado por ella para su proyecto «Baal», que «vive triste en una casa triste» y para la que quiere diseñar muebles y piezas domésticas que cambien su mustio estado de ánimo.

Alba trabajó en los últimos años en reformas de locales y diseño de tiendas y mobiliario para empresas del mundo de la moda como Bimba y Lola, Sociedad Textil Lonia y estudios de arquitectura de Galicia. Pero siempre le gustó el diseño «de piezas pequeñas de mobiliario auxiliar», a las que ve como los «objetos cotidianos» que «realmente» ayudan a «mejorar» el día a día.

Por circunstancias personales optó por tomarse un año de «reencuentro profesional» que está aprovechando para desarollar su creatividad de una forma más «personal» y dedicando al dibujo un tiempo que no tuvo antes. Y así comenzó por hacer tarjetas navideñas para la empresa cultural Crémilo

y sigue «cocinando» en su cabeza «mcuhas ideas» en torno al diseño de mobiliario con combinación de materiales como madera, textiles, cerámica…y resultantes de procesos artesanales.

Ilustraciones con Jaime Noguerol

Y mientras surgen diseños que emocionen a Margarita, Alba explora otros mundos como el de la ilustración. La arquitecta conoció al escritor (también de canciones) y periodista Jaime Noguerol hace un año «y desde el primer momento hubo conexión en lo artístico». Admira su trabajo y lo define por su forma de escribir «con mucho soul», y surgió la posibilidad de colaboración para la página semanas «El ángulo inverso» del diario La Región.

La admiración fue mutua y Noguerol le pidió que le enseñase su trabajo. «Le presenté a Margarita y a Jaime le encantó porque, según dijo, con dos líneas y un flequillo rebelde, expresaba mucha emoción»…y ahí empezó una serie de textos e ilustraciones que suman 18 a mediados de mayo…que desgranan personajes, situaciones, recuerdos e imágenes que ponen en común y luego trabajan por separado.

Alba considera un «privilegio» poder trabajar con Noguerol y ante las dudas que ella planteó al principio, sobre el encaje de sus dibujos con los textos del escritor, éste «tuvo clarísimo que sí». Desde entonces Alba se lleva a casa los textos, después de aunar criterios, y busca «captar lo esencial y con trazos mínimos conseguir la máxima expresividad»

 

5 Comentarios

  1. Lucia Carmen Álvarez Paradela
    | Responder

    Me gustan tus dibujos de trazos mínimos pero muy expresivos. Crean un universo grácil pero que dice mucho.

  2. Rafa Pasadas
    | Responder

    Una artista con una sensibilidad extraordinaria. Sus trazos delicados y las manchas de colores profundos le sirven para evidenciar la elegancia del vacío y el espacio como una arquitecta de las emociones y los conceptos

  3. Encina
    | Responder

    Una persona excepcional con un gran carisma

  4. Encina
    | Responder

    Una amiga excepcional y con un gran carisma

  5. Paula Martínez
    | Responder

    Que viva Margarita y la sensibilidad, arte e imaginación de Alba. Enhorabuena! 🙂

Dejar un comentario