¿Bailamos?…Sííí… ¡gracias!

con 1 comentario

Rubén Sulleiro (primero izq.) y Jaime Silva (segundo dcha.) y los padres de éste, Flor y Antonio

 

Tres palabras sencillamente unidas….para iniciar un baile. Algo habitual en las historias de nuestros padres y/o abuelos en las fiestas del barrio, del pueblo o de la ciudad. Sigue habiendo orquestas en barrios y pueblos, pero en la ciudad de Ourense hay baile durante todo el año, en casi una decena de escuelas que ofrecen danza contemporánea, clásica, hip hop, baile moderno… bailes de salón (pasodoble, tango y vals entre otros) y los llamados latinos o afrolatinos como bachata con sus modalidades, salsa también con sus variantes, kizomba, semba, zouk, baile deportivo de competición…

Y algunas de las escuelas privadas surgieron tras un diálogo como el sencillo del titular, pues varias parejas de baile en algún caso, o empresari@s indivualmente, impulsaron la expansión del sector, y en los últimos diez años, se pasó de 3 centros formativos a los actuales 9 ó 10….al tiempo que va aumentando el interés de los vecinos de la ciudad y de la provincia, por esa forma de relación interpersonal y de expresión corporal.

Entre las últimas en arrancar, está Don´t Stop, instalada hace 3 años en las galerías de O Couto, donde Jaime Silva y Rubén Sulleiro son socios después de historias paralelas como alumnos y profesores en Bayamo, Nati Fleta, Malecón, «universidad popular» del Concello de Ourense, el Instituto de la Salsa de Vigo, y otros centros formativos de esa ciudad costera.

Enganchados a la música y con el baile en el cuerpo

Jaime Silva es arquitecto y descubrió el baile por la afición de sus padres, Flor y Antonio. «Ahora mismo, vivo cada vez menos la arquitectura y cada vez más el baile», detalla.

«Mi madre es diseñadora de interiores y mi padre músico, y a ellos atribuyo el interés que siento por todo lo creativo», así que cuando se sumó a las clases de Nati Fleta-Copelia de bailes de salón, comprendió por qué sus padres le hablaban siempre de lo bien que lo pasaban. Luego, conoció a Cristina, su mujer, durante los estudios universitarios y también ella bailaba, y lo mismo ocurre con su hermano Pablo… bueno él «optó por el baile folclórico regional y ahí sigue», detalla.

Jaime fue alumno de su actual socio, Rubén, en la «universidad popular». Sus profesores anteriores detectaron que se le daba bien bailar y dar las marcas «para bailar la rueda cubana», así que le convocaban para actuaciones y fiestas latinas habituales en «El sitio», «Oira» y «Salsa social», y comenzó a hacer sustituciones en las escuelas de la época. Siguió formándose en los congresos que ya se celebraban en Vigo y A Coruña, como los de Tropicalia y los SBK (salsa, bachata, kizomba), y ahora sigue haciéndolo en ellos, en los talleres que convoca con artistas que visitan Ourense, y en la escuela «Afrolatin Connection» de la ciudad lusa de Porto.

La pasión por la música le une a Rubén Sulleiro. De origen canario, de padre gallego y llegado a Galicia con 15 años, «después de bailar latinos toda la vida», agrega.

Comenzó como pareja de baile de una amiga, y pronto sustituyó a una profesora que descubrió que Rubén, también, «marcaba muy bien la rueda cubana»…y se hizo habitual en las fiestas latinas de La Bull.

Se formó en bailes latinos, jazz, clásico, danza africana, bailes de salón y cualquier otro que tuviese formación en Vigo. Comenzó a dar clases en Ourense y lo hizo durante 6 años en Bayamo, mientras se formaba también con Christine Veen Teixeira. Luego descubrió el hip hop y el profesor Pichel le incluyó como bailarín y coreógrafo para El Corte Inglés de Vigo y A Coruña, en sendas promociones de la colonia Play de Justin Timberlake, de la marca Givenchy.

Ese fue su punto de inflexión para aceptar que su pasión por la música, se expresa mejor en movimiento, ya que cantando es «malo». Así que decidió dedicarse a bailar y dar clases, y presentó su primer proyecto como docente de ritmos latinos para la «universidad popular» del Concello de Ourense, al que este año añadió las clases de tango.

Los gustos musicales de ambos, pasan por momentos diferentes, aunque ambos se declaran «amantes de todo tipo de música». Así, Jaime prefiere bailar kizomba con el tema «Loucos» de Matías Damasio y escuchar en casa cualquier tema de La Haibtación Roja, Vetusta Morla, Lory Meyers y Franz Ferdinand. Por su parte, Rubén refleja en sus coreografías sus preferencias que pasan por George Michael, Queen, Jennifer Días, Romeo Santos o Tromboranga, además de The Cranberries y «por supuesto» Michael Jackson.

Se buscan chicos aprendices de «zouk»

La escuela de Jaime y Rubén cuenta con grupos de alumnos para todos los ritmos latinos, dirigidos a aficionados desde la infancia hasta los 99 años. Se pueden elegir horarios durante la semana, y los domingos una pareja de baile brasileño-checa imparte, en Don´t Stop, clases de «zouk».

Ofrecen clases en las que todos puedan bailar en pareja, así que buscan la forma de contar con chicos y chicas. «A veces vienen ya a aprender con pareja, pero hay alumn@s que llegan solos y quieren aprender en pareja, así que en este momento, buscamos chicos para el grupo de zouk», explica Jaime.

Rubén destaca que l@s alumn@as se inscriben para probar «algo nuevo en su tiempo libre» y descubren que además de conocer gente, llegan a ser incondicionales de esta actividad que, además, es muy sana. Anima a todos los que estén pensando en iniciarse y les recuerda que en el proceso «se pierde la vergüenza a bailar y se aprende a observar cómo se mueve el propio cuerpo cuando baila, y a aceptarlo tal como lo haga».

Ambos recuerdan que comenzaron a dar clases en un local de las galerías de O Couto que fueron a más. Hace dos años se plantearon, en verano, cambiar de local, hacer reformas y ampliar horarios y modalidades. A sus clases, añaden «talleres» especiales en fin de semana con profesores especializados de toda Galicia y en marzo organizaron el segundo congreso SBK de Ourense, que ya tiene parate del programa para su tercera edición en 2019.

Ambos participan como pinchadiscos, bailarines y coreógrafos en eventos de toda Galicia, como el Instituto de la Salsa de Vigo o fiestas latinas semanales en Porriño, Ponteareas, A Coruña, Betanzos o Lugo entre otras. Y desde el verano de 2017 lo hacen acompañados por varias parejas de baile organizadas en los grupos Salsa Ourense, Bachata Ourense y Kizomba Ourense, y creados para que «cualquier persona que baile en Ourense, pueda tener un grupo de coreografías», relata Jaime.

Primer Día de la Danza en Ourense

Tod@ aficionad@ a bailar, en Ourense, puede practicar cada fin de semana en sendas fiestas latinas organizadas en Moovett y Jam Session, y con cierta periodicidad en el restaurante Playa de Oira.

El día 29 de abril se celebra el Día Internacional de la Danza, declarado así por la Unesco en 1982 con la fecha de nacimiento del estudioso, creador y maestro del ballet moderno, Jean-Georges Noverre. En 2018, las escuelas de baile de Ourense acordaron por primera vez, unirse a esa celebración con actuaciones en diferentes lugares del casco viejo de la ciudad.

Los vecinos e interesados podrán sumarse o animar a más de 500 bailarines que llenarán de música y movimiento los jardines del Padre Feijóo, el centro cultural Marcos Valcárcel y la plaza de San Martiño, por la mañana. Por la tarde estaba prevista una granfiesta de la danza a partir de las 17,30 ,19,00 en la Praza Maior, pero las previsiones climatológicas obligaron a cambiar la sede de la fiesta final para el Auditorio municipal y a la misma hora. El acceso es gratuito con entrada que se pueden retirar en la taquilla desde las 17,00 horas.

La presentación de esta actividad contó con representantes de las 8 escuelas de la ciudad,  acompañados por el alcalde y la concejala de Cultura de Ourense. Estuvieron Nati Fleta-Copelia, Sabrosura, Fussión, Tics, Estilo Libre, Don’t Stop, Cuatro Pasos y Enka.

**Historia editada

 

Representantes de las ocho academias de baile y danza de Ourense tras la presentación pública de la celebración del Día Internacional de la Danza. con la concejala de Cultura y Educación

Un comentario

  1. MARY
    | Responder

    Felicidades,os conozco un poco y lo que si se es que os encanta vuestro trabajo,la escuela es cierto que fue creciendo ,me encanta ver las salas llenas de gente jovenes y no tan jovenes este es mi modesco comentario espero que en unos años volvamos a comentar en esta pagina BICOS

Dejar un comentario